Los disfraces

¡Jugar con los disfraces estimula la inteligencia a través del juego de la imaginación!

Disfrazarse es un tipo de juego de vital importancia para el desarrollo de los niños pues además de estimular todas las áreas de su desarrollo, genera confianza y ayuda a perder los miedos.

Disfrazarse es hacer un viaje a un mundo de fantasía e imaginación, donde puedes crear cosas maravillosas, cuando un niño se disfraza, está procesando la información del mundo de los adultos, debido a que hacen un juego de roles ensayando diferentes papeles, emociones, sentimientos, de esta forma logran ver el mundo desde otro punto de vista.

El juego de disfraces cumple una importante labor pedagógica en las áreas social, afectiva, cognitiva y motora de tu hijo, cuando un niño escoge un disfraz juega a expresarse y mostrarse sin miedo ni vergüenza porque el disfraz es una expresión y no una imitación, por ejemplo los superhéroes son los seres a quienes se les ha encargado contener los valores, fuerza y bondad que todos quisiéramos tener.

Hay que disfrutar de la mejor manera posible de Halloween, pasando así un buen momento, como padres debemos permitir que nuestros hijos se disfracen, escuchando qué es lo que ellos quieren, así disfrutaremos ver como se sorprenden con los dulces y le ayudaremos a enfrentar sus miedos.

Los niños viven una edad mágica en la cual el mundo real y el imaginario aún no se diferencian.

¡Este mes sal con tu hijo y disfruta Gymboween!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.