fbpx
Beneficios de la lectura en los niños
abril 24, 2019
Un corazón para dos: Creando un vínculo fuerte con tu hijo
septiembre 23, 2019

El arte de amamantar a tu bebé

La leche materna es el alimento ideal para el bebé durante al menos los primeros 6 meses de vida; le aporta los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento. Cuando amamantas a tu bebé fortaleces el vínculo, creando un lazo indestructible y una confianza que luego influirá en su desarrollo emocional y psicosocial.

 

La leche materna beneficia no solo al bebé sino también a la mamá, fortaleciendo las defensas en ambos, para el bebé: estimula su desarrollo cerebral, previene enfermedades, diabetes y problemas cardiacos; en cuanto a la mamá: evita la depresión postparto, también disminuye el riesgo de sufrir problemas de diabetes y cardiacos, además ayuda a prevenir el cáncer ovárico o de mama. ¡Lo mejor de todo!, es un alimento completamente gratuito que fortalece el vínculo madre-hijo.

 

Existen diversas posturas posibles para amamantar a tu bebé (acostada, de cuna, sentada, etc.), pero todas comparten los siguientes pasos:

  • Ambos deben tener una postura cómoda, en un ambiente tranquilo y agradable.
  • El cuerpo de la madre y del lactante deben estar muy juntos, “ombligo con ombligo”.
  • La cabeza y cuerpo del bebé se encontrarán alineados, de manera que no tenga que estirar el cuello para alcanzar el pecho ni encogerse, sino que la cara mire directamente hacia la mama, con la nariz a la altura del pezón.
  • Estimular suavemente la boca del bebé para que la abra, y cuando esto suceda, acercar su cabeza hacia el pecho delicadamente.
  • Comprobar que la boca del bebé rodee gran parte de la areola, que ha sellado bien sus labios, y que realice movimientos de succión.
  • Ofrecer el otro pecho cuando termine con uno.

Una postura adecuada del bebé al pecho facilita un correcto agarre; para lograr una lactancia exitosa debes tener mucha paciencia, no usar chupos debido a que confunden al bebé, respetar el ritmo de toma de tu hijo y ofrecer un ambiente favorable, es importante que ambos se encuentren a gusto, relajados y en sintonía, lejos de ruidos molestos y distracciones. Recuerda que la lactancia no es una responsabilidad única de las madres, el papel del padre durante esta práctica es importante ya que permite lograr una lactancia materna exitosa, garantizando la salud de su hijo y el bienestar a toda la familia.

Infórmate y prepárate antes de estar embarazada, la lactancia es un tema que debes planear y dialogar con tu pareja, cuenta con una red de apoyo que te asesore y te cuide constantemente, tu ginecólogo, tu pediatra, tu familia y tus amigos deben estar para ti durante esta etapa y recuerda ¡No hay que amamantar por amamantar! Ni alimentar por alimentar, la lactancia materna es un arte y debes estar en ese rol como madre y artista, proporcionando lo mejor para tu bebé, lactar es innato en mujeres, es un don que nos hace madres y que nos conecta con nuestros bebés.

¡Empodérate con la lactancia materna y disfruta esta oportunidad para fortalecer el vínculo con tu hijo! Escríbenos que dudas tienes con respecto a la lactancia materna.

Revisado y editado por:

Liliana Umaña
Consultora Internacional Certificada en Lactancia Materna
IBLC International Board of Lactation Consultant Exaimers

1 Comment

  1. […] a poco nos vamos viendo expuestos a una enorme cantidad de información sobre la lactancia materna, el colecho, el vínculo afectivo y la construcción de la independencia por parte de nuestras […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuéntale a

Gymbo