¿Cómo formar niños independientes?
Junio 15, 2017
Al Son de la Música
Septiembre 15, 2017

El regreso a clases está encima de nosotros. Los días de descanso y de compartir en familia han sido reconfortantes, pero ya es momento de inciar una nueva rutina. Particularmente el inicio de esta nueva etapa suele ser diferente para cada familia. Hay personas que inician este nuevo período con mucho entusiasmo; otras no tanto.

El comienzo de las clases sin duda viene cargado de nuevas responsabilidades tanto para los profesores, los padres y para los hijos. Sin embargo, el compromiso mayor es para los padres, quienes llevan la batuta del hogar.

El proceso para los niños suele ser diferente. A ellos particularmente tenemos que prepararlos física y mentalmente para cambios drásticos en el horario, en actividades y en tareas. Por eso, conversar con ellos y establecer los nuevos objetivos para este período es un buen comienzo. A continuación te dejamos unos consejos prácticos que te ayudarán a mantenerte enfocada para este regreso a clases.

  1. Organízate: en vacaciones es muy común que tengamos tiempo de sobra, y puede ocurrir que justo cuando esos días están finalizando ya nosotros nos hemos acostumbrado. Por eso es bueno llevar una organización. Investiga qué es lo que necesita su hijo para el comienzo a clases y ve preparándolo. Los domingos puedes dejar las cosas del lunes preparadas para que puedas ganar más tiempo.
  2. Planea tu día: va muy de la mano con la organización. Trata de establecer rutinas en familia para que los tiempos sea efectivos. Lo ideal sería llegar a acuerdos para la distribución del tiempo y de tareas.
  3. Acostumbra poco a poco a los niños al horario: ninguna madre desea que sus hijos duerman tarde la noche anterior al regreso a clases, pues esto significa menos horas de sueño para ella y dificultad para levantarse al día siguiente. Por eso, es recomendable que si los niños tomaron la costumbre de acostarse tarde durante vacaciones, podamos ir estableciendo poco a poco los nuevos horarios para ir a dormir, de esa forma los preparamos gradualmente para el cambio de esta nueva etapa.
  4. Observa a tus hijos y las emociones: el regreso a clases no siempre es fácil. Luego de días de tiempo juntos, nos toca separarnos y volver a nuestras labores. Por eso es importante que prestes atención a tu hijo y sus emociones. Procura hacerlo sentir seguro de esta nueva etapa, establezcan objetivos juntos y explícale posibles experiencias.

Enfoca el regreso a clases como algo positivo. Si lo transmites a ellos será más fácil de comprender. Prepáralo para que vea la vuelta a clases como una posibilidad de hacer nuevos compañeros y a la vez, juntarse con los antiguos.  ¡Feliz regreso a clase!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *